sábado, 1 de febrero de 2014

“Dulce licor” (soneto)



Quien tanto te idolatra, la presteza
se ha prendido en su loco corazón,
pues solamente tú eres la razón
del embrujo, que causa tu belleza.

Quisiera me otorgaras tu tibieza
al abrir el portal de tu mansión,
y me dieras tu flor en el rincón
que guarda la virtud de tu pureza.

Yo quiero disfrutar la lozanía
que esconde tu belleza y esplendor
viviendo tus delicias cada día,

aspirando fragancias de tu flor,
embriagado de amor me quedaría
en bebiendo el dulzor de tal licor…

©Roberto Santamaría

Madrid 1/02/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario